domingo, 20 de abril de 2008

Calentamiento global

video

Porque es tiempo de pensar en el futuro

sábado, 19 de abril de 2008

Libre Expresión (Poema A Camilo Torres)

por: Jorge Soda


ECO

(A Camilo Torres)

En un pequeño y largo viaje se quedo.
En pos de la esperanza o de la muerte
se fue, vaticinando su final.

Un iluminado grito de justicia
como eco entre el surco,
la lluvia y el arado nos dejo.
Fue semilla, con anhelo de ser árbol.

No todos los sueños se esfuman;
El eco de su grito aún persiste
en el tímpano de la historia.

Cualquier día se nace
y en cualquier parte se muere,
en horas de sol o cuando la nube
llora su lluvia.

Camilo, brillo fugaz,
a través de ti,
¡La idea se hizo historia!

Libre Expresión (Alteridades - Poema)

Alteridades



por: Omar González




Si un día el árbol se negara
A envejecer para que sus
Hojas no murieran,
Imposibilitando la metáfora
De los segundos en caída libre.
Si las sombras se revelaran, y
Adquirieran rostros con
Formas desconocidas,
Expandiendo entre las cosas
El aliento de otra raza nauseabunda.
Si la maquina se olvidara
De inmortalizar al hombre
Y se volcara en un sentimiento
Anómico, y destrozara a su
Paso gastadas axiologías.
Si la piel renunciara a
Su textura, liberando
A los submundos anidados en
Su epidermis y secara
La conciencia razonada;
Se abrirían infinidad de
Cerraduras y la escritura
Evolucionaría en la mente inorgánica
De seres que esperan
Que una imagen los rescate;
El árbol florecido de
Insectos, la sombra con el
Rostro de mil noches, la máquina
Ofreciendo un consejo y la
Piel erizada de colores;
Se unirían en el sueño
De los dioses, que aterrados,
Pensarían en sus dioses, y
En los dioses de sus
Dioses revolcando realidades.

EL LATIGO DEL OSCURANTISMO HABLA POR LA BOCA DEL ESTADO EN LA SOCIEDAD MODERNA



por: Andrés Henao
Director revista AL REVÉS
revistaalreves@yahoo.es




¡Los cañones y sus estruendos estrepitan silencio!

Que esta tierra alcance para todos no es un buen deseo en la sociedad de la propiedad privada. La tierra en nuestro actual orden social es para unos pocos y la concentración del 60% de las tierras productivas en Colombia recae sobre el 1.5% de los pobladores nacionales.

No, ¡es imposible!, dictan con bambalinas a los cuatro vientos los teóricos, los predicadores de la uniformidad, ideólogos del “despotismo ilustrado”, justificadores del actual orden de cosas, de la actual forma de desprecio. En mala hora “institucionalizan” que la superabundancia terrenal no puede fluir a todos y ha cada uno de nosotros libremente, democráticamente. ¡Hermanos! En verdad que nos han mentido, y tanto que se burlan y bofetean la inteligencia y ya no soportamos más, nos cansamos de tener los dientes apretados. ¿Qué no alcanza las montañas, el rió, el mar y el bosque? ¿Qué la comida no alcanza para todos? Mienten, ¡sofistas! ¡Títeres de la mala hora! Ya lo revelaron en el corazón de una patria: “PARA TODOS LA LUZ, PARA TODOS TODO”.

Mienten, niegan y se inventan teorías que muestran como verdades, constituyen entidades encargadas de fabricar datos y estadísticas para hacer más creíbles y serias sus mentiras, nos mienten día y noche, y niegan el pan, y niegan la salud y niegan la vida. ¿Dónde ocurre todo esto? ¿De que novela de ficción sacaron la anterior frase? Es el cotidiano colectivo, es realidad y ocurre aquí en el autodenominado estado social de derecho Colombiano y no lo dicen las estadísticas de aquellos organismos, lo grita de mil formas esta realidad y sus millones de caras y de rostros pálidos, sus millones de caras de rostros con hambre, con sed, con anhelo de otra vida, de una vida digna.

Yo creo, y esto lo digo a mi juicio, que en Colombia, por el hecho de nacer en este territorio, tienes el derecho a que la sociedad que le vas a servir y el estado que representa esta sociedad y al cual vas a tributarle, tienen el deber imperativo de acogerte, brindarte la seguridad social, posibilitar el desarrollo de todas tus facultades y capacidades, apoyarte, brindándote acceso al conocimiento, garantizar el derecho a una vivienda digna, garantizar realmente el derecho al trabajo digno, a la salud. Pero no, en el autodenominado estado social de derecho existen personas que se mueren de hambre, niños desplazados, desnutridos, madres y bebes viviendo en las orillas de las acequias, familias enteras sobreviviendo en las cloacas, la angustia, el miedo, el hambre todas esas cargas constantes asolando el espíritu, opacando el brillo de la alegría, impidiendo la plena felicidad. En el autodenominado estado social de derecho tienes que negociar tus derechos más fundamentales, comercializar con tu salud, pagar tu vivienda, pagar los impuestos al sueldo que ganas con tu esfuerzo. Y ¿el estado?... Este se presenta revestido de un nuevo papel, dejando atrás su antiguo rol de garante se presenta ahora con el rol de gerente-administrador. Estado administrador y comercializador de bienes y servicios oferta la salud a titulo oneroso, el estado te vende casas a interés social que son intereses muy altos en el mercado. El Estado te vende el derecho a estudiar o sino pregunta cuanto paga el que menos paga en una universidad pública. El Estado parece una empresa privada con un gerente y una junta administradora colocados allí por “una mano invisible”. No, el estado no te garantiza tu derecho a la vivienda, no democratiza la tierra ni la libertad, el estado oferta a su sociedad de consumo: bienes, servicios y derechos, oferta según la capacidad de pago que tienen sus administrados, su conglomerado social, su pueblo. Para eso utiliza diferentes estrategias de mercado, las cuales llama planes de desarrollo social. Estos son un conjunto de disposiciones y medidas, respaldadas por las instituciones para crear desarrollo material en la sociedad, el cual es pagado por ella misma hasta tres veces de más al mismo estado y a sus nuevos socios las multinacionales, a las cuales él previamente les ha vendido la franquicia y el derecho a usufructuar nuestro territorio, a entronizar nuestra soberanía.

“El gobierno en el estado moderno no es mas que una junta que administra los negocios comunes de toda la clase burguesa” lo revelaba hace mas de 120 años atrás k. Marx y su sentencia sigue vigente y lo seguirá siempre que los fines del estado se revistan de los valores del modelo económico de la sociedad mercantilista. Valores esnobistas e individualistas que educan con fervor a la sociedad estructurando el pensamiento e incentivado la acción del individuo a realizar sus propios intereses de una forma egoísta donde usted gana y no importa que muchos pierdan, o no sucede así con la gran multinacional que triplica sus ganancias con la plusvalía (la fuerza de trabajo no pagada) ejercida sobre el trabajador asalariado., con la explotación que hacen del medio ambiente estos grandes depredadores para inflar sus cuentas tienen en riesgo la continuación de la vida en el planeta; una amenaza constante a la humanidad hecha por estas industrias y sus toneladas de tóxicos y venenos. A Colombia la llevan de la mano como a una niña chiquita al “desarrollo” a un supuesto fin que Hollywood presento a sus aprendices como un idilio mágico (esperanzas mágicas para pueblos alienados) en el que todos viviremos felices, seguro que “felices como ellos, la mano invisible que lleva a la niña Colombia, Estados Unidos de Norteamérica, que en 200 años de independencia a invadido mas países y extinguido mas etnias que los antiguos imperios del mundo” la barbarie de nuestro tutor político y económico EE.UU a sido de tal magnitud que ni los volcanes, tsunamis, tifones y huracanes han podido superarlo en la cantidad de muertos apilados en sus masacres y campañas de exterminio. O que fue lo que paso en Kosovo, Bosnia, Haití, Chile, México, Panamá, Cuba, el Congo, Alemania, Irak, Afganistán. Que hacían en la base las Américas en Panamá, entrenar desde el pentágono a dictadores y golpistas que ponen a su antojo como fichas de ajedrez en un juego de dominación planetaria en países de todo el mundo, Que hacen esas bases militares norteamericanas en tres esquinas, la Arandina, meta y amazonas, ¿que hacen todos esos mercenarios norteamericanos con sus catálogos de guerra y métodos de tortura en nuestro país?


La continuación de la retórica y la obsesión de fingir en la justicia

Los símbolos y signos de poder se imponen en nuestra cultura así mismo como en nuestras imágenes mentales, el lenguaje del dominador expresa terror y sometimiento y homogenización a las diversas formas y prácticas de ver e interactuar con el mundo, con la tierra y la vida. Muchas son las voces de Colombia, muchas las manos que ha esta tierra tocan. Y entonces para todos los que conformamos la nación los símbolos y los signos de poder no significan lo mismo, a todos la doctrina y los postulados de la racionalidad del actual gobierno Uribista colombiano no nos convence. No atrae su doctrina de seguridad democrática, cuando entendemos la democracia como un todo integral que no funciona operando por partes separadas y sueltas, la democracia no es la modernización de la estructura bélica y el aparato judicial desligado del desarrollo de una democracia real, democracia en la tierra, democracia en las fuentes de riqueza, democratizar los hidrocarburos, democratizar la economía. Tampoco gana mucha simpatía su revolución educativa. Pues para citar un caso concreto en la universidad del Tolima le cerraron las puertas a muchas personas que quisieran estudiar la carrera de profesional de ciencias sociales y humanidades única en el Tolima, cuyos núcleos temáticos giran entorno a la historia, antropología, sociología y otras ciencias humanas como la política, Indispensables al momento de pensar un proyecto de nación incluyente, independiente, con cohesión social y coherencia ideológica fundado sobre el más solidó humanismo de bases pacifistas y solidarias, de relaciones sostenibles y armoniosas con la naturaleza. Para encontrar salidas políticas y pacificas al grave conflicto psicológico y social que azota la nación, para esta ardua tarea se requiere el empeño de todos y cada uno de nosotros y especialmente de aquellos formados en el campo de las humanidades. Pero el gobierno cree que educando brazos técnicos para la producción y suspendiendo carreras para pensar y redimensionar la realidad social, cree que esto es hacer una revolución educativa.


La cultura del dominador

No he podido dejar de pensar que nuestra cultura es una cultura militarista que incentiva el pensamiento guerrerista, y este alto contenido de belicosidad se lo atribuimos en gran parte a las altas esferas del poder. Miremos por ejemplo la estética de la ciudad de Ibagué y fijemos nuestra atención en las estatuas de militares, de comandantes y otros almirantes que en nombre de cualquier ideología asediaron y asesinaron a otros que también eran del mismo pueblo. Pensemos por ejemplo en la estatua del comandante y fundador de Ibagué Andrés López de Galarza, situada al lado del puente al frente del sena, no se por que tenemos que idolatrar a un genocida, no se por que adulamos a quien extermino a mas de 7 lenguas indígenas, quien saqueo, mato niños y violo a muchas mujeres. No se por que desconocemos nuestras raíces amerindias y olvidamos que somos “América mestiza” que en Colombia perduran mas de 78 dialectos, mas de 78 dioses…. Que en el Tolima viven actualmente comunidades Pijaos, Coyaimas. Viven familiares directos de todos estos muertos que instigo el comandante de los navíos de rapiña de la corona, comandante que muy “honrosamente” inmaculamos en un monumento, el monumento al asesino, al militar. Que vergüenza siento cuando pienso en estos indígenas del sur del departamento que vienen a su capital Ibagué y encuentran la estatua donde orgullosamente magnificamos e idolatramos la obra de uno de los protagonistas del macrocidio indígena, el asesino de sus antiguos ancestros el comandante Andrés López de Galarza. No se por que no le hemos levantado mejor una estatua a la tolerancia, o mejor, a una ave endémica del Tolima, al mismo nevado, que se yo, otro ejemplo para que nuestros hijos admiren. Pero nuestra cultura militarista nos muestra y enseña a pensar como militares.

Cruzando la niebla


El sistema de valores que motiva gran parte de nuestra vida humana, sistema de valores del modelo de la economía de mercado, sistema que irradia sobre una sociedad de brazos y bocas cerradas, la sociedad de consumo, sus “pautas de vida” ha venido reproduciendo una ideología que se encuentra en crisis, unas estructuras a escala económico y político que requieren ser deconstruidas con prontitud. Los viejos valores de la sociedad capitalista serán arrancados del seno de la sociedad, este ha de ser el compromiso ético y filosófico de un nuevo ser. Un ser comprometido con la voz de la historia con la voz de la patria. Este ser político, fuerza altruista y transformadora será capaz de enfrentarse sin temor alguno a todas aquellas injusticias y ultranzas a las que ha sido sometido sin consideración el pueblo colombiano por tantos años. Este nuevo ser ha venido evolucionando en la mente y el espíritu de muchos que han de encontrarse un día juntos y ese día latirá furioso el corazón de Colombia, de América latina, se ha de sentir la gran hecatombe histórica, se desatara el inicio del profundo cambio, se realizara la esperanza y se vivirá la utopía. Este ser pensante educado por la historia escribirá las nuevas hojas del porvenir en la historia con su libertad, con su lucha llenera esas hojas de su autonomía, independencia y soberanía.

Se gobernara y será gobernado por el mismo, no será un gobierno entreguista de materias primas, no hipotecara su país, ni será un gobierno seudo-democrático, tampoco será vulnerable a las intromisiones en su política interna y su soberanía por parte de países mas poderosos y de firmas extranjeras. Será libre y soberano construido por sus nuevos hijos, una generación que esta por fuera del alcance de los intereses capitalistas y mercantilistas, que aprendió a querer su patria con otros ojos, a amarla “desde adentro, desde abajo”. A sentir su olor a montañas y ríos, a cantarle y a bendecirle todos los días. A vivir y a luchar por ella hasta el día en que por fin la madre tierra “la pacha mama” no tenga dueños si no hijos, hijos huéspedes todos ellos. Ya nadie se entretiene mirando el cielo, el danzar de los planetas, pocos son los que se estremecen al ver nacer el sol, o se interesan en conocer la nieve del nevado del Tolima. Y esto es muy importante por que así suene AL REVÉS, no se vive solo para hacer dinero, ni para ser un instrumento de la producción, se vive para gozar, para bailar, para cuidar de los otros y cuidar la naturaleza, se vive para amar y hacer el amor, y se puede vivir así sin fronteras, sin propiedad y hasta sin ejércitos. Te invitamos que seas uno de esos que ve el mundo de otra forma, de los que piensan el mundo AL REVÉS un mundo entero para todos, un mundo racional y pacífico.

EL PND “ESTADO COMUNITARIO, DESARROLLO PARA TODOS” 2006-2010 Y SU IMPACTO SOBRE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA



Por: Juan de la Rosa




El factor determinante de la crisis en la universidad pública es la implementación de la política gubernamental, de ajuste fiscal y mínima inversión social, orientada al fortalecimiento del sector financiero, a la privatización de las instituciones del Estado, a privilegiar el eficientísimo económico y, a la reducción de costos de funcionamiento sobre la base de la reducción de los derechos de los trabajadores. Política que se expresa en el Plan Nacional de Desarrollo: “Estado Comunitario, Desarrollo para todos” -2006-2010- aprobado por el Congreso de la República en julio pasado y expedido por la Ley 1151 de 2007 (julio 24). El propósito del presente artículo es contribuir al debate que debe dar la comunidad universitaria en torno al Plan Nacional de Desarrollo y su impacto sobre la universidad pública.

Los artículos 6, 34[1] y 38[2] del Plan Nacional de Desarrollo 2006-2010, atentan contra la autonomía académica, financiera y administrativa de las universidades públicas; ponen en riesgo su estabilidad financiera, al obligarlas a concurrir en el pago de la deuda pensional, definen nuevas directrices de política educativa, una reforma académica centrada en competencias laborales que conllevan a un nuevo modelo de universidad centrado en servir sólo a los intereses de sector productivo privilegiando la formación técnica y tecnológica y no la formación integral, atentando contra la investigación científica, humanística y artística, y las necesidades generales de la sociedad. Es decir, estos artículos del PND violan de manera flagrante la autonomía universitaria y ponen en riesgo la estabilidad y viabilidad financiera de nuestra Universidad, llevándola por el camino de la autofinanciación o la quiebra, consolidando así el proceso de privatización.
El artículo 6 -y todos sus numerales merecen especial atención-, no obstante, para efectos del presente artículo sólo se hace referencia a los apartados 3.3 y 4. Veamos: El PND obliga al pago de un impuesto a los egresados de las universidades públicas, acrecentando la carga tributaria sobre los colombianos. En otras palabras, aquellos ciudadanos y ciudadanas que hayan ejercido el derecho a educarse en instituciones públicas serán obligados a pagar un impuesto para financiar la universidad pública invirtiendo los valores del Estado Social de Derecho, consagrado en nuestra Carta Constitucional, ya que el gobierno se desentiende de la responsabilidad de financiar la educación pública.
Del numeral 4 hay mucho que decir. Sólo me voy a referir a una parte del subtítulo Capital Humano que reza: “(…) En el nivel superior, se iniciará la implementación de los estándares de competencias, los cuales se evaluarán a través de los ECAES”.
Los ECAES son un exámen tipo ICFES que los estudiantes a punto de egresar de las universidades deben presentar para evaluar la calidad de los futuros profesionales. Sin embargo estos exámenes, con lo aprobado en el PND, le servirán al gobierno para decidir, violando la autonomía universitaria, cuáles programas académicos y en qué universidades siguen funcionando. Obviamente la lógica que imperará es la de reducir cada vez más la universidad pública.
Es de tal complejidad tratar de evaluar en un examen igual para todos los estudiantes, de similares carreras en las distintas universidades del país, el contenido y la calidad académica de lo aprendido. El proceso de construcción del conocimiento es amplio y diverso, no se trata en las universidades de “rellenar” la cabeza de los estudiantes de una cantidad de conocimiento estandarizado sino ofrecer herramientas necesarias para transformar la realidad social desde una posición crítica.

El artículo 38 busca que las universidades asuman parte de la carga económica que significan los pensionados de la Universidad. Es decir, obliga a que las universidades tengan que “concurrir” (poner parte del dinero de sus recursos propios) en el pago del pasivo pensional. Se trata de aplicar a las universidades de carácter nacional lo estipulado en el artículo 131 de la Ley 100 de 1993[3], es decir, que la parte que corresponde a las universidades y al gobierno en el pago de las pensiones sea igual al porcentaje que aporta cada uno para el presupuesto de cada universidad. El mencionado artículo afecta seriamente las finanzas de las universidades públicas de carácter nacional, entre ellas, Tecnológica del Chocó, Caldas, Cauca, Córdoba y Nacional de Colombia. El artículo incluye un parágrafo que afecta directamente a las universidades del Tolima y Magdalena que nunca han asumido el pago de pensiones y ahora lo deben hacer.
Pero aún hay más, del porcentaje que le corresponda al gobierno en el pago del pasivo pensional, según lo aprobado en el PND, se le debe restar el dinero que para este fin el gobierno ha girado a las universidades en los últimos años. Es decir, las universidades pierden “por punta y punta”, ya que esta medida obliga a que el pago que se haga por parte de las universidades sea mayor. Una vez firmado el “acuerdo de concurrencia” las universidades al no disponer de los recursos necesarios para el pago de la carga pensional tendrán que firmar un “acuerdo de reestructuración”, que es la fórmula de ajustes administrativos y financieros a través de la cual la universidad debe garantizar cubrir los gastos del pasivo pensional.
Esta situación la ilustra muy bien lo sucedido el año pasado en la Universidad del Atlántico. El acuerdo de reestructuración que el gobierno le impuso dejó como resultado el despido de toda la planta de trabajadores, el aumento de matrículas hasta en un mil por ciento, la venta de la sede principal de la universidad, la jubilación forzada de los profesores con mayor experiencia y reconocimiento académico, en fin, la aniquilación de esa institución como universidad pública
En síntesis, el acuerdo de reestructuración es el que implementará el recorte en la planta de trabajadores, en la planta de profesores, el aumento de matrículas de pregrado y posgrado, la venta de bienes de la universidad, la desaparición del bienestar universitario, de todos los estímulos financieros por el rendimiento académico, en general, todos los ajustes necesarios para cubrir el desfase presupuestal.
En resumen, el Plan Nacional de Desarrollo: “Estado Comunitario, Desarrollo para todos”. 2006 -2010 es hoy la amenaza más grave que pesa sobre las universidades. Si bien las instituciones de educación superior en todo el país enfrentan diversos problemas también lo es que, la mayoría de ellos, están ligados a la situación nacional de la educación superior. Pero la situación no para allí, la modificación de las transferencias (dinero que el gobierno gira a los municipios y departamentos para saneamiento básico, salud, educación y servicios públicos) afecta a una gran cantidad de universidades y a las escuelas y colegios públicos. De igual manera el PND no sólo golpea al sector educativo, también es el puntillazo final al Instituto de Seguros Sociales, SENA y en general significa la privatización de los servicios públicos y de los derechos que el Estado colombiano debe garantizar a sus ciudadanos. Es tarea de la comunidad universitaria emprender el estudio juicioso y serio del PND y denunciar lo que éste significa para la población colombiana. El imperativo ético de los universitarios es entonces, primero, luchar por la defensa de todas las universidades públicas y del sector educativo en su conjunto y segundo, los universitarios deben ampliar su discurso para la opinión pública, es decir, hablar del conjunto de medidas del PND y de la reforma a las transferencias y su significado frente al deterioro de la calidad de vida y de los derechos de los ciudadanos colombianos.
[1] Art.34: “Las instituciones de educación superior contarán con un periodo de dos años de transición para que puedan efectuar los respectivos ajustes institucionales en sus estructuras financieras y de costos”.
[2]Art.38 "La Nación y las universidades estatales del orden nacional concurrirán al saneamiento del pasivo pensional de dichas entidades en los términos establecidos en el artículo 131 de la Ley 100 de 1993. Las sumas que se hayan transferido por parte de la Nación con las cuales haya sido atendido pasivo pensional de dichas universidades a partir de la fecha de corte prevista en el artículo 131 de la Ley 100 de 1993, se tendrán en cuenta como pago parcial de la concurrencia a cargo de la Nación de acuerdo con la reglamentación que para el efecto se establezca”.
[3] Ley 100 de 1993 (diciembre 23). Art. 131. “Fondo para pagar el pasivo pensional de las universidades oficiales y de las instituciones oficiales de educación superior de naturaleza territorial. Cada una de las instituciones de educación superior oficiales, del nivel territorial, departamental, distrital, municipal, constituirá un fondo para el pago del pasivo pensional contraído a la fecha en la cual esta Ley entre en vigencia, hasta por un monto igual al valor de dicho pasivo que no esté constituido en reservas en las Cajas de Previsión, o Fondos autorizados, descontando el valor actuarial de las futuras cotizaciones que las instituciones como empleadores y los empleados deban efectuar según lo previsto en la presente Ley, en aquella parte que corresponda a funcionarios, empleados o trabajadores vinculados hasta la fecha de iniciación”.


(1) Art.34: "Las instituciones de educación superior contarán con un periodo de dos años de transición para que puedan efectuar los respectivos ajustes institucionales en sus estructuras financieras y de costos".
(2) Art.38 "La Nación y las universidades estatales del orden nacional concurrirán al saneamiento del pasivo pensional de dichas entidades en los términos establecidos en el artículo 131 de la Ley 100 de 1993. Las sumas que se hayan transferido por parte de la Nación con las cuales haya sido atendido pasivo pensional de dichas universidades a partir de la fecha de corte prevista en el artículo 131 de la Ley 100 de 1993, se tendrán en cuenta como pago parcial de la concurrencia a cargo de la Nación de acuerdo con la reglamentación que para el efecto se establezca".
(3) Ley 100 de 1993 (diciembre 23). Art. 131. "Fondo para pagar el pasivo pensional de las universidades oficiales y de las instituciones oficiales de educación superior de naturaleza territorial. Cada una de las instituciones de educación superior oficiales, del nivel territorial, departamental, distrital, municipal, constituirá un fondo para el pago del pasivo pensional contraído a la fecha en la cual esta Ley entre en vigencia, hasta por un monto igual al valor de dicho pasivo que no esté constituido en reservas en las Cajas de Previsión, o Fondos autorizados, descontando el valor actuarial de las futuras cotizaciones que las instituciones como empleadores y los empleados deban efectuar según lo previsto en la presente Ley, en aquella parte que corresponda a funcionarios, empleados o trabajadores vinculados hasta la fecha de iniciación".

LA RELIGIÓN COMO IMAGINARIO QUE JUSTIFICA LA SUPREMACÍA DE CLASE Y DEL SEXO MASCULINO EN NUESTRA SOCIEDAD


Por: Wilmer Duvan Tafur Pinto
Profesional en Ciencias Sociales


La argumentación sobre la religión como un discurso que legitima las formas de opresión en contra de los desposeídos y de la mujer, se fundamenta en el supuesto de que la "verdad" divina no es más que una de entre muchas otras elaboraciones teóricas que el ser humano ha construido, (para soportar el ruinoso edificio de una sociedad injusta para la mayoría de las personas) y como tal, es susceptible de ser analizada bajo las siguientes afirmaciones:

1. El mundo humano es un mundo de sentido.
2. Todo Sentido, por ser humano es susceptible de ser cuestionado y modificado.
3. El sentido ha sido, literalmente, creado por el hombre.
4. Todo sentido responde invariablemente a unos intereses determinados.


1. El mundo humano es un mundo de sentido

El hombre transforma conscientemente su entorno mediante el trabajo, el lenguaje y la imaginación simbólica. Si bien el lenguaje refleja cosas que existen realmente en la naturaleza y la sociedad, el sentido está constituido por todas las significaciones que los grupos sociales y los individuos van agregando a ese significado objetivo de las palabras.

De esta manera las ideas, los conceptos van ganando una dirección determinadas, algunas veces (la mayoría) por la imposición de unos grupos sobre otros, y por la costumbre o tradición, en los demás casos. El sentido se caracteriza entonces por ser artificioso y manipulable. Las creencias y valores, constructos teóricos, pertenecen al ámbito del sentido; son concepciones que la sociedad ha creado y consolidado a la medida de sus deseos e intereses, a veces confiriéndoles un carácter de permanente e incuestionable, como en el caso de la religión. La religión es pues, una red de sentido que ha sido fabricada por el ser humano y a la cual se le ha otorgado un estatus "sagrado", una especie de blindaje que la ha protegido del análisis abierto de la razón.


2. Todo sentido, por ser una elaboración humana, es susceptible de ser cuestionado y modificado

Nada de lo que digamos tiene per se carácter inmutable y rígido. En otras palabras, las ideas y concepciones que tenemos sobre las cosas, están irremediablemente condenadas a mutar y transformarse, porque el conocimiento avanza mediante la critica racional, descartando las ideas erróneas y perfeccionando las incompletas. Por lo tanto no hay teorías, ni valores, ni creencias, que no puedan ser cuestionadas y por ende, modificadas. Por tal razón la visión que de la mujer tienen, para nuestro caso, las religiones, es perfectamente refutable, no es una verdad eterna como quieren hacerlo creer los religiosos u otros sectores retrógrados de la sociedad, amparándose en las escrituras sagradas.


3. El sentido ha sido, literalmente, creado por el hombre

Desde el momento en que se legitima el poder absoluto del hombre sobre la mujer, lo cual parece haber ocurrido en la fase final de la barbarie con el surgimiento de la propiedad privada, del Estado y las clases sociales (Ver en ENGELS, Federico. El Origen de la Familia, la Propiedad Privada y El Estado. México: FCE.), éste se ha empeñado en crear un mundo a su imagen y semejanza. Es por ello que en términos generales la redacción de las leyes, de los relatos míticos y de las teorías religiosas, ha sido elaborada por los hombres que han detentado el poder, en contra del resto de los seres humanos y, en especial, de los más sometidos, las mujeres. Ellos, desde la antigüedad, han monopolizado el ejercicio del poder, han impedido que los otros hombres, los desposeídos y las mujeres, sean protagonistas de primer orden de la vida social, científica y cultural, y finalmente, han construido un mundo a la medida de sus deseos, con el propósito de consolidar sus privilegios y defenderlos.

En tal sentido, lo que llamamos cultura ha sido especialmente un constructo para la exclusión y silenciamiento de otras voces, especialmente, las femeninas. De ahí que las mujeres pocas veces figuren en la historia.

Para el caso particular de la religión es fácil constatar cómo el hombre ha concebido los dioses, ha sentado "verdades", ha dictado normas éticas y ha creado sentencias, que él mismo en persona se ha encargado en difundir y hacer cumplir de modo estricto. Estas leyes "sagradas", proclamadas a través de las "doctas y santas" voces de los jerarcas religiosos, aparecen investidas de un estatus inmortal, no humano, y por tanto, lejos del alcance de la crítica racional.


4. Todos sentido responde invariablemente a unos intereses determinados

Detrás de cada discurso se halla una intención, un propósito, un interés. Resulta fácil entender así que toda la ideología que sustenta la cultura, al ser elaborada, como ya se mencionó, por los hombres más poderosos, (con la participación de algunas mujeres de su misma condición) justifica y valida su posición de dominio sobre todas las cosas y los seres. De la misma manera que enfáticamente Engels afirma que "a los hombres jamás se les ha pasado por las mentes renunciar al placer de la poligamia..."( Ibíd.) se puede pensar que tampoco están dispuestos a renunciar a una posición desde la cual puedan manejar el mundo a sus anchas y poner a trabajar al resto en función de sus intereses, incluida en primer lugar, a la mujer como su sierva predilecta. De esta manera, nuestra cultura es decir, todas las instituciones sociales como la Escuela, la Religión, la Familia, la Justicia, el Estado, justifican, reproducen y perpetúan la superioridad del hombre y la inferioridad de la mujer, así como las demás desigualdades señaladas.

Se puede entonces afirmar que la religión, entendida en su forma más simple como el "conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social de prácticas rituales"(Diccionario Enciclopédico QUILLET, Tomo VII, p. 477), es una construcción humana de Sentido elaborada por el hombre para responder a unos intereses determinados: la hegemonía de clase, de sexo y de nación sobre el resto de la humanidad.
O para decirlo en palabras de Eva Figes, "La religión no es sólo un modo de proyectar el hombre la visión del mundo tal como le gustaría que fuese y de expresar sus actitudes con respecto a su relación con los demás...La religión es en sí misma un culto masculino; y,.. está específicamente proyectada para excluir a las mujeres..." (FIGES, Eva. Actitudes Patriarcales: Las Mujeres en la Sociedad. Madrid: Alianza Editorial, 1972. p. 53-54.), y en general, para excluir a todos aquellos indeseables para el poder.

TLC AUMENTA LA BRECHA ENTRE RICOS Y POBRES


por: MARIA CAMILA MORENO

Estudiante de secundaria

COLEGIO SAN ANTONIO MARIA CLARET DEL LIBANO


Será que nosotros los colombianos conocemos del Tratado de Libre Comercio? ¿Por qué es importante hablar de él?


Es muy importante estar informado a cerca de los convenios económicos internacionales que se están llevando a cabo, pues a nosotros nos venden ideas, pero tenemos que saber de qué se tratan y de si son o no viables para el progreso humano y el crecimiento de nuestra productividad, teniendo en cuenta, conscientemente, si éstas realmente fortalecen o mas bien desmoronan las pocas bases productivas que hoy en día quedan de las muchas en donde nuestros antepasados construyeron la idea de una Nación.


Observando el principio de los ideales con que fueron creados los tratados, puedo decir, que las relaciones no son del todo malas, estas mismas históricamente han ofrecido el progreso de nuevas formas de vida, acercando a nuestro país a la pretendida modernización, producto de sus exportaciones. Pero éstas, a lo largo del tiempo, han cambiado y el desequilibrio es total, hay una marcada diferencia entre los países desarrollados y los subdesarrollos, nunca van a ser equilibradas las fuerzas en las que ambos se encuentran, los segundos importan más de lo que exporta.


Estados unidos, impulsor de los Tratados de Libre Comercio en las últimas décadas, aspira controlar las economías nacionales de los Estados con los cuales firma dichos acuerdos, aumentando sus ganancias y quebrando a los países socios, ejemplo de ello México a comienzos de los 90, donde pasó de ser el mayor productor de maíz, a convertirse en importador del grano de la potencia del Norte. Además de esto, la pérdida de las culturas es inminente, se crean identidades estereotipadas, haciendo creer falsamente que el tratado es beneficioso para nosotros (TLC) o tratado de libre comercio cuyo nombre original es North American free Trade Agreemen (NAFTA).


A lo largo de este proceso son muchas las desventajas, pues llevaría a los países como Colombia a una crisis empapada en la degradación y el fracaso, pues como siempre lo que proponen no es nada más sino nuestra explotación y una competitividad de la que no saldríamos ilesos pues son pocas nuestras posibilidades ante la potencia imperialista.
La políticas neoliberales han generado más desventajas y desigualdades entre sectores, haciendo al pobre día tras día más pobre y al rico más rico, tiende a reducir la participación del Estado, creando una cultura involucrada en la privatización de empresas, ajustando la economía a sus mandamientos, lo cual genera caídas como “en 1999 la economía colombiana, (que) presentó un crecimiento negativo del 5%, la industria manufacturera y el comercio experimentaron caídas drásticas de 14.6% y de 7.3% respectivamente “(1).


A partir de los datos anteriores podemos deducir que esta tendencia nos conduce a una desventaja total, que no nos conviene, pues todo indica que el país entrará en crisis y así los problemas que nos aquejan se multiplicarían, refiriéndome a problemas sociales que se entremezclan con lo “económico” y que abre las fronteras del país indiscriminadamente, eliminando todos los aranceles, damnificando la calidad de vida, acabando con la poca estabilidad campesina, aumentando el desempleo y la inequidad. La salud, la educación y cada uno de los sectores públicos entrarían en procesos acelerados de privatización, acabando con los mínimos derechos que todavía le quedan a la sociedad colombiana, violando la constitución política en cuanto al Estado Social de Derecho.


Las políticas actuales, lamentablemente buscan el enriquecimiento de unos pocos, aumentando la injusticia y la desigualdad entre ricos y pobres, llevando a la indigencia a enormes masas campesinas y citadinas que entran a conformar el ejército de desempleados del capitalismo salvaje, con todas las implicaciones violentas que esto genera. Por lo cual, es importante crear la verdadera conciencia, denunciando las intenciones de sometimiento y explotación del imperialismo Norteamericano contra las naciones del mundo, evidenciando la falacia de la globalización económica y de los tratados de libre comercio que no pretenden sino penetrar y usurpar las riquezas de los países subdesarrollados.



viernes, 4 de abril de 2008

Universidad del Tolima amenazada

El colectivo Avivavoz rechaza toda forma de violencia física y psicológica a la que se hace acreedor todo aquel que piense diferente, pues, todo aquel que levanta su voz contra el inconformismo está expresando su sentir, su posición, y juega a idear un cambio para que no se refleje tanta desigualdad. Este parecer está condenando su espíritu, su fuerza, su ilusión y su derecho a la expresión, tal hecho se materializa en las amenazas que han llegado a la Universidad del Tolima, en donde se declara que cualquier grupo que siga haciendo uso a su derecho de expresión, será declarado “objetivo militar” y ¿qué hacemos nosotros? Y ¿qué hacen las demás organizaciones de la universidad?

Cómo podemos vivir en un espacio democrático sin la participación de la palabra. Accionar en este marco se vuelve insostenible; invitamos a la sociedad universitaria y a la sociedad en general a repudiar acciones como las del 21 de marzo, en las que un grupo al margen de la ley, conocido como las águilas negras, condena al silencio a toda la universidad, porque cuando condenan a un compañero, a un amigo, a un estudiante, están condenando a todo su entorno y que por medio de su acción intimidatoria, coarta la liberta de pensamiento. A esto tenemos que decir que no, no a la conformación de más terror, no a la generación de más violencia, si a la diversidad y si a expresarnos libremente; porque, como expresa la canción de mercedes sosa: “Si se calla el cantor calla la vida porque la vida, la vida misma es todo un canto, si se calla el cantor, muere de espanto, la esperanza, la luz y la alegría...”

El llamado del colectivo Avivavoz es a crear conciencia, es a, pensar en el otro, es pensar que el otro puede expresar parte misma de su ser, de su condición, de su cotianidad y que al mismo tiempo puede equivocarse. Que no, que no nos pase lo de Bertold Brecht en su poema cuando nos dice: “Primero se llevaron a los negros, pero a mi no me importó, porque yo no lo era..." "... Enseguida se llevaron a los judíos, pero a mí no me importó, porque yo tampoco lo era..." "... Ahora me llevan a mí, pero ya es tarde."
Expresarse, esa posibilidad misma que se nos presenta por ser humanos. Quieren negarla, quieren pisotearla, quieren asustarla. ¿Usted qué elige?